Skip to content

Clínica pediátrica y estimulación temprana 

¡Descubre cómo potenciar el crecimiento físico, cognitivo y emocional de tu bebe desde su nacimiento con Estimulación Temprana!

 
Estimulación Temprana

Actividades diseñadas para promover el desarrollo físico, cognitivo y emocional de los bebés y niños pequeños desde el nacimiento hasta los primeros años de vida.

hippo 4
Sala Multisensorial

Entorno diseñado con una variedad de estímulos sensoriales, luces, sonidos, texturas y movimientos, con el objetivo de promover la exploración, relajación y el aprendizaje.

zebra 5
Terapia del Lenguaje

Intervención que se enfoca en mejorar las habilidades de comunicación y el desarrollo del lenguaje en bebés y niños pequeños.

elefant 3
Sala Sensorial (3)

Especialistas en neurodesarrollo de bebes.

  • Identificamos y evaluamos problemas de desarrollo en bebés y niños, como retraso en el habla o dificultades motoras.
  • Proporcionamos intervenciones y terapias para ayudar a los niños a alcanzar sus metas de desarrollo.
  • Trabajamos con padres y otros profesionales de la salud para desarrollar un plan de atención individualizado para cada niño.
  • Monitorearemos el progreso del niño y ajustar el plan de atención según sea necesario.
  • Te proporcionamos información y recursos a las familias para ayudarles a entender y manejar los problemas de desarrollo de sus hijos.

Estimulación temprana

En nuestra Clínica pediátrica y estimulación temprana puede variar dependiendo de la edad del niño y de las necesidades individuales. Sin embargo, algunos ejemplos de pasos y procedimientos comunes incluyen:

  • 0 a 3 meses:

    • Establecer una rutina diaria para el sueño y la alimentación.
    • Proporcionar estímulos visuales, auditivos y táctiles (como juguetes con diferentes texturas o música suave).
    • Hablar y cantar al bebé.
    • Jugar juegos de “sigue mi dedo” o “sigue mi mirada”.
  • 4 a 6 meses:

    • Introducir juguetes simples que requieren agarre y succión (como chupetes con texturas diferentes).
    • Enseñar al bebé a seguir objetos con la mirada y alcanzarlos.
    • Introducir juegos de “ocultar y buscar” con objetos simples.
    • Iniciar la estimulación del lenguaje hablado, como la repetición de palabras y frases simples.
  • 7 a 12 meses:

    • Proporcionar juguetes que fomenten la exploración y el juego activo.
    • Enseñar al bebé a sentarse, gatear y caminar.
    • Introducir la imitación de acciones y sonidos.
    • Aumentar la estimulación del lenguaje hablado, como la repetición de palabras y frases cada vez más complejas.
  • 1 a 2 años:

    • Proporcionar juguetes que fomenten la creatividad y la imaginación (como bloques o figuras).
    • Enseñar al niño a nombrar y señalar objetos y personas.
    • Fomentar la comunicación y el lenguaje hablado mediante la lectura de libros y la repetición de rimas y canciones.
    • Introducir actividades sencillas como pintar o armar rompecabezas.
  • 2 a 3 años:

    • Proporcionar juguetes y actividades que fomenten la motricidad fina (como juegos de encajar piezas o pintar con pinceles).
    • Fomentar la comunicación y el lenguaje hablado mediante la lectura de libros y la repetición de rimas y canciones.
    • Introducir actividades sencillas como pintar o armar rompecabezas.
    • Enseñar al niño a seguir instrucciones sencillas.

Estos son solo algunos ejemplos generales de pasos y procedimientos en nuestra Clínica pediátrica y estimulación temprana.

Estimulacion Temprana
Sala Sensorial (2)
Estimulacion Temprana
03
Gimnacio
Ball Pool

Sala Multisensorial para bebes y niños con autismo

    • Iluminación suave y cambiante para estimular los sentidos visuales.
    • Música suave y sonidos naturales para estimular los sentidos auditivos.
    • Juguetes con diferentes texturas y temperaturas para estimular los sentidos táctiles.
    • Áreas para gatear y explorar de forma segura.
  • Una sala sensorial para niños y adolescentes con autismo puede incluir:

    • Iluminación controlable y cambiante para adaptarse a las necesidades individuales de cada niño.
    • Música y sonidos controlables para adaptarse a las necesidades individuales de cada niño.
    • Juguetes y actividades que fomenten la exploración y el juego activo.
    • Áreas para relajarse y calmarse, como una cama de agua o una cama elástica.
    • Áreas para la estimulación visual, auditiva y táctil.
    • Áreas para la estimulación vestibular y propioceptiva, como un columpio o una cama elástica.
    • Áreas para la estimulación del lenguaje, como libros o actividades de imitación.
  • Es importante tener en cuenta que las necesidades de cada niño pueden variar y es recomendable personalizar la sala según las necesidades individuales y trabajar con un especialista en neurodesarrollo o terapeuta ocupacional para asegurar que la sala está adaptada a las necesidades del niño.

  • Es fundamental también tener en cuenta que no todos los niños con autismo tienen las mismas necesidades, algunos pueden requerir de un ambiente más tranquilo, mientras que otros pueden necesitar un ambiente más activo.

¡Contamos en la Clínica pediátrica y estimulación temprana con una página de enlaces que podrían ayudarte con más de tus preguntas sobre Intervención Temprana!