Skip to content

15 Mitos más comunes de lactancia

Muchas veces nos rodeamos de los mitos que pueden interferir con nuestra lactancia aqui te dejo los mitos más comunes de lactancia, para que no te tomen desprevenida.

 

  • Amamantar duele.

Si bien es cierto, los primeros días, las madres pueden tener más sensibles los pezones, pero esto dura pocos días y no es dolor. 

La lactancia materna no debería doler. Si existe dolor, existe un problema, por lo tanto, es importante identificar la causa y corregirla.

  • Te pide muy seguido, tu leche no le llena.

Es normal que un recién nacido te “pida” en un tiempo menor a 3 horas; uno de los motivos es porque la leche materna es de fácil digestión (de 45 a 90 minutos), por lo tanto, en cuanto se digiera lo que comió, volverá a tener hambre. Además, la cantidad de leche ingerida, es diferente en cada toma.

  • Se debe amamantar 15 minutos de cada pecho.

Durante la toma, tenemos que vaciar completamente un pecho antes de ofrecer el otro, independientemente del tiempo; Le damos a bebé de un pecho y ofrecemos el otro cuando se suelte por sí solo.

En caso de que se quede dormido, cuando despierte o muestre señales temprano de hambre, le ofreceremos el otro. La leche del inicio de la toma es rica en carbohidratos y proteínas, y la leche del final es más rica en grasas. Debemos vaciar el pecho para aprovechar la mayor cantidad de grasa.

  • Si tengo pezones planos no podré amamantar.

En un buen agarre, el pezón debe llegar al final del paladar duro, así que no importa si tenemos un pezón plano, ya que el bebé no succiona directamente del pezón. El agarre debe incluir pezón y areola para poder garantizar una buena transferencia de leche.

  • Tengo que lavarme el pecho antes y después de las tomas.

No es necesario lavarnos el pecho, ya que la areola tiene pequeñas glándulas llamadas “Glándulas de Montgomery”, estas están encargadas de mantener lubricada e hidratada la areola y el pezón, brindándoles protección contra bacterias que pudieran atacar esta zona.

  • Tomar atoles y tomar mucha agua aumentarán mi producción de leche.

La producción de leche no depende de lo que se coma o se tome, depende del estímulo que esté recibiendo del pecho. A mayor succión, mayor producción.

  • Si como frijoles o brócoli mi bebé tendrá más gases o cólicos.

Los alimentos que ingiere mamá, se digieren principalmente en el estómago y los nutrientes se absorben en el intestino delgado.

Las moléculas de estos nutrientes pasan al torrente sanguíneo y llegan al pecho para mezclarse con la leche y llegar al bebé. El gas no pasa al torrente sanguíneo, por lo tanto, no llega al bebé.

  • No puedo consumir lácteos mientras esté lactando.

La única contraindicación sería que bebé tuviera alergia a las proteínas de la leche de vaca diagnosticada por un Gastropediatra. Mientras bebé esté sano/a, mamá puede comer de todo.

 

  • No produzco mucha leche porque en el extractor veo que sale muy poca.

La cantidad de leche que se extrae con el extractor es menor a la que nuestro recién nacido sano puede tomar. Ya que la fuerza y movimientos que genera con la mandíbula y lengua, generan una mayor potencia que cualquier extractor. Además, se tiene una mayor liberación de oxitocina al tener al bebé cerquita de nosotros en ese contacto estrecho.

  • Me estoy quedando sin leche porque mi bebé me pide más frecuentemente y quiere estar todo el tiempo pegado al pecho.

Existen episodios, a los que les llamamos comúnmente brotes de crecimiento, en donde los bebés rompen el patrón “habitual” de alimentación, y ahora pareciera que quieren comen mucho más seguido, esto lo hacen para aumentar la producción de la leche, no es que se estén quedando sin leche, es que necesitan más.

Por lo tanto, es superimportante no complementar con fórmula y darle las tomas directamente del pecho.

Otro motivo también puede ser la sed, en tiempos de calor, los bebés tienen más sed y piden más seguido.

  • Si tengo mastitis debo suspender la lactancia.

Al tener mastitis, la infección no se encuentra en la leche, sino en el tejido y la leche no se contamina. Por lo tanto, no hay riesgo de que la infección se transmita al lactante.

  • No puedo tomar ningún medicamento si estoy dando lactancia materna.

Algunos medicamentos no se deben ingerir durante la lactancia, pero existen otros que sí son seguros. Para dudas puedes consultar en www.e-lactancia.org, ahí colocas el nombre del medicamento y si aparece la leyenda de riesgo muy bajo y en color verde, quiere decir que es seguro.

Riesgo muy bajo “Seguro. Compatible. Mínimo riesgo para la lactancia y el lactante”

  • Si tengo gemelos no podré dar lactancia materna exclusiva.

Es totalmente posible dar lactancia materna exclusiva si tenemos gemelos, pero es necesario tener en cuenta que es mucho más cansado y que necesitaremos ayuda.

  • Si estoy nuevamente embarazada, debo suspender la lactancia.

No es necesario suspender la lactancia en caso de un nuevo embarazo si mi embarazo es de bajo riesgo. Sin embargo, la producción puede disminuir un poco, y el sabor cambia ligeramente, por lo que algunos bebés rechazan el pecho y se destetan por sí solos.

  • No puedo quedar embarazada si estoy lactando.

Es cierto que la lactancia se utiliza como método anticonceptivo, pero para que esto suceda se deben cumplir las siguientes condiciones: Que el bebé sea menor de 6 meses, que sea lactancia materna exclusiva, que sus tomas sean frecuentes de día y de noche y que tu periodo menstrual no se haya reanudado después del parto.

Si esto se cumple, la eficacia para prevenir un embarazo es de 98%, y aún queda un 2% de probabilidad.

Espero esta guía de los mitos más comunes de lactancia te sea de utilidad.

Con cariño

Fb: lactando.con.liz

Tel: 55 4193 3146

Al proporcionarles esta información de los mitos más comunes de lactancia tratamos de desmitificar estos conceptos erróneos comunes, las madres pueden sentirse más seguras y empoderadas en su decisión de amamantar. Recuerda que cada experiencia de lactancia es única, y es importante buscar apoyo y orientación individualizada según sea necesario.

Otros enlaces importantes:

  • Academia Americana de Pediatría (AAP):

Sitio web: https://www.aap.org

La AAP ofrece recursos para padres y profesionales de la salud, incluyendo información sobre salud infantil, pautas de atención médica y recomendaciones de vacunación.

  • HealthyChildren.org

Sitio web: https://www.healthychildren.org/spanish

Esta página proporciona recursos para padres en español sobre una variedad de temas relacionados con la salud infantil, incluyendo consejos de crianza, enfermedades comunes y seguridad.

  •  e-lactancia.org   

Sitio web: https://www.e-lactancia.org e-lactancia 

Es un proyecto de APILAM, Asociación para la Promoción e Investigación científica y cultural de la Lactancia Materna.

 
 

 

 
 
 

Sobre Coconette

En nuestro espacio, comprendemos la importancia de criar a nuestros hijos en un entorno que fomente su desarrollo integral. Aquí, encontrarán un equipo de profesionales comprometidos con el bienestar de sus pequeños, combinando la experiencia médica con un enfoque moderno y comprensivo hacia la crianza.

Categorías